miércoles, 30 de noviembre de 2011

Cirajén

Componentes: Ajo y Equinacea.
Características: Compuesto natural elaborado por dos plantas de gran prestigio para el reforzamiento del sistema inmunológico:
El ajo contiene compuestos sulfurados indispensables para producir flavoproteínas (sustancias protectoras de las paredes venosas) y sulfóxidos como la alina y la alisina (Tiosulfunato de Dialilo), de olor desagradable que tiene efecto vasodilator y antiespasmódico, el ajo contiene además, otros componentes que estimulan la secreción gástrica y biliar, y usado desde muchos años, como antiparasitari. Por su contenido de vitamina A, C y nicotinamida, disminuyen la crisis de ansiedad en quienes han dejado el tabaquismo.
La equinacea contiene un glucósido equinacósido, equinaceína, inulina, betaína, ácido fenólico, aceites esenciales y resinas.
El equinócido y la equinaceína son los principios activos, inhiben a la hialouronidasa específica que es la enzima secretada por virus o gérmenes patógenos que destruyen la capa de protección de las células del sistema inmunológico.
La equinacea es actualmente una de las plantas más socorridas en padecimientos de inmunodeficiencias, favorece a la cicatrización de heridas.
Acción: El Cirajén incrementa la calidad del sistema inmune, favorece a la cicatrización, tiene un efecto antibiótico y antiviral, es utilizado como auxiliar en el sistema circulatorio como antiagregante plaquetario, desinflamatorio, desintoxicante y evita la formación de estrías.
Indicaciones: Coadyuvante en enfermedades circulatorias, enfermedades autoinmunes, cáncer, infecciones virales, bacterianas y parasitarias, dificultad en la cicatrización de heridas, cardiopatías.
Dosis: Tomar 1 gragea cada 12 hrs. de preferencia después del alimento correspondiente.
Presentación: Frasco con 30 grageas de 850 mg c/u.
Contraindicaciones: Ninguna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario